miércoles, 10 de diciembre de 2014

Primer piso.

pero quiero amor,
quiero el hilo que parece eterno y todo lo puede,
el pedazo de conciencia herida que apenas escapa
ya vuelve a tender los labios colgados en la vigilia 
de una intransigencia hecha palabra

pero quiero amor,
y todo el mundo lo acecha con dientes y espinas de coral,
caras de reveses y versos desnudos y al revés
tumbados en el pie, 
el único horizonte rectilíneo de la cama

pero quiero amor,
y corre más allá de la línea que le sucede 
a una habitación sin giros en la historia,
y todo lo grita en vértices
y nada convierte en metáfora

pero quiero amor,
y ojalá no lo tenga




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Yo te digo dime , y tú me dices...