jueves, 20 de diciembre de 2012

Ella.

Ella es valiente. Es cálida cuando una ventisca intenta colarse en ti en pleno invierno. Es distante cuando los tiempos se tornan mudos, pero empeña sus palabras con el propósito de encender un punto, lo más brillante posible, a lo lejos, para dejar un rastro y así llegar a lo más alto.

Puede ser guarida si la ocasión se presenta inoportuna, y se disfraza de emergencia si los ojos que le rodean llegan a empaparla de extrañeza. Es todo lo que puedes llegar a pensar... Pero definitivamente, solo lo sabes  cuando decides que es momento de ponerle nombre, de situarla en el lugar y el tiempo exactos. Entonces caes en la cuenta de que con ella siempre necesitarás un mapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Yo te digo dime , y tú me dices...